¿Alguna vez te has preguntado si la llave a la que le sacaste copia en una tienda de herramientas o cerraduras funcionará al usarla en tu puerta? Es un problema frecuente. Esta guía te enseñará a identificar las copias defectuosas incluso antes que dejes la tienda. Además, puede ayudarte a realizar las preguntas adecuadas y proporcionar la información correcta para evitar una copia defectuosa desde un inicio.

Pasos

1

¿Las llaves están alineadas una junto a la otra? La forma más fácil de notar si una llave es defectuosa es si no se alinea o coincide con las ranuras y flancos de tu llave original.

2

¿La llave correcta está en blanco? En muchas llaves básicas, puedes verificar unos números en sus flancos o cabeza frontal de la llave. En las llaves normales de casa, el número debe ser parecido a SC-1.

3

¿Se podrá copiar la llave? Algunas veces las tiendas tratan de copiar llaves que no pueden copiarse en llaves normales en blanco. Los cerrajeros normales no pueden copiar ciertos tipos de llaves, tales como las llaves codificadas multipunto.

4

¿La llave original se ha desgastado con el uso? Años de usarla en la cerradura ocasiona el desgaste de la llave original, posiblemente provocando que no se pueda copiar correctamente. Si este es el caso, entonces se tendrá que hacer una llave original.

Ten cuenta que por lo general son las partes planas, no las esquinas puntiagudas, las que manejan la cerradura. Por lo tanto, una llave un poco desgastada aún puede copiarse correctamente.

5

¿Es una copia de la copia? Si copias una llave basada en copias, obtendrán lentamente más errores. Después de la quinta producción de copias, esas llaves pueden fracasar en funcionar en tu cerradura o pueden funcionar inapropiadamente.

6

¿Se rompió o se torció tu llave original? Algunas veces, puedes sacar una copia de una llave rota o torcida. El cerrajero debe descubrir la combinación numérica de tu cerradura y debe cortarte una nueva por completo si se rompió en un mal lugar o si la máquina no puede sujetar las piezas rotas.

Consejos

Para las llaves que son usadas con frecuencia, guarda una llave original sin usar y usa una copia. De esa manera, siempre podrás hacer una primera copia de ser necesario.

Las llaves se desgastan cuando las usan un montón. Recuerda siempre cambiar la chapa de tu cerradura (y posiblemente reemplazarla) cada dos años.

Si tu llave original no funciona, la copia tampoco lo hará.

Cuanto mejor se encuentre la llave original, mejor saldrá la copia.

En cierto punto, la única forma segura de saber si una copia funcionará es probándola en la cerradura. Definitivamente pruébala antes de dársela a alguien o de desechar una llave antigua.